Los créditos constituidos hasta octubre suben un 28%, pero son la mitad que en 2008.

José Miguel L. Romero 

Ibiza 10.01.2018 | 12:39

Una obra en Buscastell J.M.L.R.

El número de fincas sobre las que se constituyeron hipotecas en los diez primeros meses de 2017 aumentó un 28,3% respecto al mismo periodo de 2016, según los últimos datos suministrados por el Instituto Balear de Estadística (Ibestat) a partir de la información del Instituto Nacional de Estadística (INE). Paralelamente, el importe de esos créditos garantizados subió, pero mucho más, un 41,5%: entre enero y octubre de 2016 se contabilizaron un total de 370 millones de euros en hipotecas, mientras que esa cantidad ascendió a 524,6 millones de euros en 2017, casi 154 millones de euros más.

¿Es mucho o es poco? Es mucho, la mayor cantidad hipotecada de los últimos nueve años. Desde 2009 no se había registrado una cifra tan alta. Pero es poco si se echa la vista a los años 2006 (1.306 millones de euros), 2007 (1.270 millones de euros) o 2008 (917 millones de euros), cuando la desmesura se apoderó del país, que se endeudó por encima de la cordura.





31% más de fincas urbanas. La mayor parte del incremento habido durante el último año se debe a las fincas urbanas. Se constituyeron 1.838 hipotecas sobre inmuebles de esas características, un 31,3% más que durante similar periodo de 2016. En euros, eso significó un total de 462,7 millones de euros, un 46,8% más que un año antes. Es la mayor cantidad desde 2008, cuando se llegó a los 785 millones de euros, si bien en 2006 se tocó techo con 1.207 millones, y en 2007 se firmaron por valor de 1.110 millones.

Menos rústicas pero más caras. Lo curioso es que aunque se hipotecaron menos fincas rústicas, el importe acumulado creció. Se constituyeron 111, ocho menos que en 2016, pero el valor ascendió a 62 millones de euros, un 11% más en términos interanuales. Aunque hay diversos factores que influyen, entre otros la superficie, la revalorización del suelo ha sido fundamental en ese incremento.

45% más de viviendas. En total, se firmaron 1.414 créditos por viviendas entre enero y octubre de 2017. Es un 45% más que en el año 2016, pero es una cantidad inferior a la que hubo en 2015, cuando se constituyeron 1.553. Lo interesante es que el valor de las casas hipotecadas en 2017 ha sido muy superior al del año 2015: el importe acumulado durante los 10 meses de 2017 fue de 246 millones de euros, un 47% superior al de 2016, y un 81% mayor que el de 2015. Aun así, se está lejos de los registros de 2007 (733 millones de euros) y de 2006 (738), tres veces superiores.

Se busca solar. Basta con examinar la estadística de los solares gravados desde hace una década para comprobar que apenas queda suelo libre en las Pitiüses o que su precio está por las nubes. En 2017 sólo se constituyeron cinco hipotecas sobre solares, la mitad que hace un año. Pero ese descenso no es algo coyuntural. En 2006 se firmaron sobre 249 solares (50 veces más que ahora), cifra que bajó paulatinamente hasta la actualidad: 165 en 2007, 107 en 2009, 76 en 2010, 43 en 2011, 20 en 2013... De los 194 millones de euros invertidos en este tipo de bienes inmuebles en 2006 se ha pasado a solo dos millones en la actualidad, la cantidad más baja de la década.

Igual número de locales, pero más caros . Se firmaron hipotecas sobre 419 locales y garajes, aproximadamente los mismos que en 2015 (415) y 2016 (412), pero por mucho más dinero, otro indicativo de la revalorización de ese activo: el importe en 2017 ascendió a 214,6 millones de euros, un 56,5% más que un año antes.





Publicado: 10 de Enero de 2018