JOSÉ MIGUEL L. ROMERO | IBIZA El turismo español aumentó un 15% durante 2014, incrementó sus pernoctaciones un 23,8%, subió su estancia media en medio día e incluso gastó un 18,6% más que en 2013, según los datos recién publicados de la encuesta de gasto turístico (Egatur), una operación estadística de la Subdirección General de Conocimiento y Estudios Turísticos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo recogida por el Instituto de Estadística Balear (Ibestat). A falta del dato de diciembre, que suele ser irrelevante, de enero a noviembre del pasado año viajaron hasta las Pitiusas 693.518 españoles, 90.952 más que un año antes. Representa la mejor cifra de los últimos cuatro años. Este mercado se recuperó con fuerza en 2014 tras los descensos continuados de 2012 y 2013, cuya causa hay que atribuirla a la crisis económica. Aunque buena parte de los ciudadanos las sigan pasando canutas y las cifras del paro continúen siendo dramáticas, las mejores expectativas económicas (bajada de la prima de riesgo, ligeros descensos del desempleo) han empujado a los españoles a desempolvar sus maletas.

Españoles: más noches y más días de vacaciones. El crecimiento de las pernoctaciones de turistas españoles ha sido espectacular: de las 4.191.992 de todo 2013, cuando se tocó fondo (es el peor dato en lo que va de decenio), se ha pasado a 5.189.412 en 11 meses de 2014, casi un millón más, un incremento interanual del 23,8% y la cantidad más elevada desde que el Ibestat ofrece esta información. Paralelamente, subió la estancia media de los nacionales que viajaron a las Pitiusas. Como media pasaron 7,48 días en estas islas, media jornada más que en 2013. Es la mejor estancia desde 2011, cuando se fijó en 7,17 días.

Británicos: menos turistas y menos pernoctaciones. Pero el comportamiento del turismo peninsular ha sido excepcional. Los británicos, por el contrario, han pinchado. Llegaron a Ibiza y Formentera 764.443, unos 10.000 menos (–1,3%) que en todo 2013. Sus pernoctaciones han bajado significativamente: de 7,7 millones en todo 2013 a casi 5,4 millones en 11 meses de 2014, lo que representa un descenso del 6,2%. Este porcentaje negativo se explica no solo por la reducción de turistas, que no es muy importante, sino también por la disminución de la estancia media, que ha pasado de los 7,43 días de 2013 a los 7,06 días de 2014, el peor dato del último lustro.

Alemanes: más turistas pero menos noches. El caso de los alemanes refleja cómo no siempre resulta rentable llenar la isla de turistas hasta la bandera. Pasaron aquí sus vacaciones 337.935 germanos, casi 40.000 más que en todo 2013. Sin embargo, ese incremento del 13,3% de visitantes no se vio reflejado en las pernoctaciones, que bajaron un 1,1% al pasar de 2,5 millones a 2,47 millones. Se trata del número de pernoctaciones de alemanes más bajo de los últimos cuatro años. Se da la curiosa circunstancia de que si bien en 2014 hubo un 9,5% más de turistas que en 2011 (unos 30.000 más), se registraron 473.000 pernoctaciones menos (–16%) que tres años antes. Eso se debe a que aunque vienen más viajeros desde Alemania, estos cada vez descansan menos días en las Pitiusas. En 2011 sus vacaciones duraban una media de 9,57 días, mientras que en 2014 se recortaron a 7,34 jornadas, una menos que en 2013.

El alivio del resto de mercados. Ibiza ya no depende solo de británicos, alemanes e italianos para llenar sus hoteles y restaurantes. En los últimos años ha ampliado sustancialmente sus mercados emisores, lo que permite a la isla no estar a expensas del devenir de las economías de Alemania o el Reino Unido. Holanda, Suiza y Bélgica, entre otros países, compensan de sobra. En 2014 (hasta noviembre) aterrizaron en las Pitiusas 936.264 extranjeros que no eran alemanes ni británicos, 164.750 más que un año antes, lo que supone un aumento del 21,35%, el mayor registrado la pasada temporada. Desde 2011 (cuando eran 253.000 turistas menos) esa cifra se ha incrementado un 37%, aunque el mayor empuje se registró en 2014. A su vez, se han incrementado las pernoctaciones de este grupo de viajeros: de 6,7 millones a ocho millones el pasado año, una subida del 19,4%. Hace cuatro años sus pernoctaciones rozaban los seis millones. Ahora son 2,1 millones más. La estancia media de estos visitantes es de 8,62 días, superior a la de los españoles (7,48), británicos (7,06) y alemanes (7,34).

Un 11,6% más de turistas. Pendientes del (poco importante) dato de diciembre, en 2014 llegaron a Ibiza 2.732.160 turistas, un 11,6% más que en todo 2013. Hubo un total de 21.132.505 pernoctaciones, un 10% más que el anterior ejercicio (casi dos millones más), según el Egatur. Y la estancia media diaria fue de 7,73 días. Esta desciende irremisiblemente año tras año: en 2011 era de 8,12 jornadas, de 8,05 en 2012 y de 7,85 en 2013.

Publicado: 4 de Enero de 2015