Con temporadas turísticas de récord, quince meses consecutivos con descensos en las cifras del paro y el comercio saliendo del oscuro túnel en el que le sumió la crisis,Baleares continúa acumulando indicadores positivos que no hacen sino presagiar un más que probable -y temprano- adiós a la recesión económica. El último en conocerse ha sido el de la inversión extranjera en el archipiélago, que el año pasado se disparó y registró cifras históricas.

Según los últimos datos disponibles del Ministerio de Economía recogidos por el Ibestat, la inversión extranjera en Baleares en los nueve primeros meses de 2013 alcanzó los 741,2 millones de euros, una cifra muy superior a la obtenida un año antes, cuando se cerró el ejercicio con 265 millones de euros. Y eso a pesar de que todavía falta por contabilizar el último trimestre del año, que presumiblemente incrementará aún más la cifra final, que ya se sitúa en un 279% por encima.

Aunque los resultados de los nueve primeros meses del pasado año, en los que las Islas lograron acaparar junto a Madrid y Cataluña el grueso de la inversión internacional de toda España, son muy positivos, el gran incremento en las cifras se produjo durante el segundo trimestre. Sólo en esos tres meses, Baleares recibió 438 millones de euros en inversión, lo que significaron los mejores datos desde 1993, cuando se dio inicio a la serie histórica.

A falta de contabilizar el último trimestre, la cifra registrada, 741 millones, es muy superior a la que se obtuvo en años anteriores, en los que la media se situó en unos 300 millones de euros anuales, con picos como los de 2008, cuando se cerró el año con más de 500 millones en inversión foránea.

Por países, Francia copa el 83,7% de la inversión total, con 620 millones de euros, principalmente destinados al sector inmobiliario y financiero, sobre todo en seguros y fondos de pensiones. Tras el país galo, le siguen a muy lejana distancia Alemania y Suiza, con 26,2 y 22,5 millones de euros, respectivamente. En el caso de estos dos países, gran parte del dinero se ha derivado a inversiones hoteleras -tanto reformas como compras- de la mano de grandes turoperadores europeos.

Publicado: 27 de Noviembre de 2014